DELITOS DE PERSONAS JURÍDICAS

Las personas jurídicas y determinados entes sin personalidad jurídica pueden cometer distintos tipos de delitos tras la reforma operada en el Código Penal por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo. El artículo 31 bis del citado texto normativo señala que éstas serán penalmente responsables:

a) “De los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por aquellos que actuando individualmente o como integrantes de un órgano de la persona jurídica, están autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica u ostentan facultades de organización y control dentro de la misma“.

Y b) “De los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas, por quienes, estando sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en el párrafo anterior, han podido realizar los hechos por haberse incumplido gravemente por aquéllos los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad atendidas las concretas circunstancias del caso“.

Pero ¿qué delitos pueden cometer las personas jurídicas?:

  • Tráfico ilegal de órganos
  • Trata de seres humanos
  • Prostitución y corrupción de menores
  • Descubrimiento y revelación de secretos
  • Estafas
  • Frustración de la ejecución
  • Insolvencias punibles
  • Daños
  • Relativos al mercado y los consumidores
  • Receptación
  • Contra la hacienda pública y la seguridad social
  • Contra los derechos de los ciudadanos extranjeros
  • Contra la ordenación del territorio y el urbanismo
  • Contra los recursos naturales y el medio ambiente
  • Relativos a la energía nuclear y a las radiaciones ionizantes
  • Riesgos provocados por explosivos y otros agentes
  • Contra la salud pública
  • Contra la salud pública
  • Falsificación de moneda
  • Falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje
  • Cohecho
  • Tráfico de influencias
  • De odio y enaltecimiento
  • Terrorismo

Las penas por estos delitos comprenden desde multas de entre 200 y 5000 euros diarios hasta la disolución de la persona jurídica, pasando por el cierre de locales y la suspensión de actividad durante tiempo determinado, de hasta cinco años.

Para proteger a su empresa, sociedad, cooperativa o cualquier otro tipo de persona jurídica ha de implementar en la misma un Plan de Prevención de Delitos (Legal Compliance) gracias al cual quedará exento de cualquier tipo de responsabilidad penal. Si necesita que le ayudemos en la preparación, implantación, evaluación y/o actualización de dicho plan contacte con nosotros a través de los teléfonos: 955 087 138 y 606 202 406 o del correo electrónico: info@vascogomez.com.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather