EFECTOS DEL PRECONCURSO

concurso_referenceLa multinacional andaluza ABENGOA ha solicitado el “Preconcurso de acreedores”; es decir, ha reconocido ante los Juzgados de lo Mercantil de Sevilla (por radicar en dicha provincia su domicilio social) que bien no puede hacer frente, o que calcula que en los próximos dos meses no va a poder hacerlo, a sus obligaciones financieras normales, o lo que es lo mismo, que no tiene dinero para funcionar normalmente y que necesita una refinanciación por parte de sus acreedores y/o de entidades financieras.

Pero ¿qué efectos tiene esta puesta en conocimiento para los trabajadores, accionistas, acreedores o clientes de ABENGOA?:

  1. Para los trabajadoresLos empleados de ABENGOA seguirán desempeñando sus funciones normalmente, sin que por el momento sus puestos de trabajo se vean afectados. En caso de que se declarase el concurso, los salarios atrasados pasarían a ser “créditos contra la masa” (de los que normalmente cobran) y en caso de no percibir parte de su indemnización y/o salarios atrasados serían asumidos por el FOGASA (Fondo de Garantía de Salarios).
  2. Para los accionistasEn principio la solicitud no afecta al valor ni al derecho de las acciones de ABENGOA, si bien las de clase “B” ya han sido suspendidas de cotización en el IBEX35. Si se declarase el concurso sí podrían ver limitados sus derechos políticos por la intervención de la Administración concursal.
  3. Para los acreedoresSon los más afectados, pues no podrán ejecutar ni embargar bienes a la Empresa, salvo cuando tengan créditos hipotecarios o con privilegios especiales.
  4. Para sus clientes: No tiene consecuencias inmediatas, más allá de verse en la incertidumbre de tener contratado una obra o servicio con una entidad en preconcurso. En caso de que se declarase el concurso la Administración concursal procuraría continuar con la prestación de servicios mientras fuese posible económicamente (se busca la continuación de la empresa, y si no es posible, su liquidación ordenada).
  5. Para la empresa: Desde el momento en que se solicita, y durante un plazo máximo de tres meses, no podrán embargarle sus bienes o derechos de forma individual.
  6. ¿Cuánto tiempo dura?: La duración máxima prevista es de tres meses desde la solicitud.
  7. ¿Qué pasa si no consigue la financiación?Si no consigue la financiación suficiente tendrá un mes para solicitar el concurso ordinario, en el que se volverá a intentar alcanzar un acuerdo y en el que se nombrará una Administración concursal que complemente o sustituya a los órganos de gobierno de la Sociedad.

El procedimiento viene regulado en los artículos 5.bis y concordantes de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather