REGALO A LOS REGISTRADORES

Registro de la Propiedad Irún_IMG_5275_634629302363852500El Gobierno de Mariano Rajoy ha culminado la reforma del Registro Civil, entregándole su gestión a los Registradores de la Propiedad y Mercantiles -sus colegas de profesión-. El decano del Colegio de Registradores de España, D. Gonzalo Aguilera, ha anunciando que la asignación se realizará con plena autonomía para la entidad que él representa en cuanto a organización territorial, material y tecnológica (respetando, eso sí, el marco normativo prevenido en la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil); lo cual ha sido recibido en el gremio con satisfacción, pues se han atendido varias de sus demandas para hacerse con la llevanza del Registro Civil.

El caballo de batalla entre Justicia y Registradores radicaba, esencialmente, en la memoria económica del proyecto, sin la cual no podría conocerse el coste real del mismo ni sus vías financiación (bien de forma directa o a través de los Presupuestos Generales del Estado). Por la entidad colegial se propuso la creación de un arancel (tasa) para aquellos ciudadanos que precisasen los servicios del Registro Civil, lo cual hizo correr ríos de tinta, pues actualmente el servicio es gratuito. Conviene recordar que los registradores dijeron “no” a la asunción de tales funciones en abril de dos mil trece, mucho menos sin que la financiación del mismo corriese a cargo de los usuarios, pues desconfiaban de la forma y plazo en que la Administración les retribuiría, vía presupuestos, por sus servicios.

Para tranquilizar a sus colegiados, el Sr. Aguilera les hizo saber que la demarcación registral propuesta por Justicia sería reconsiderada, habiéndose comprometido la Dirección General de los Registros y el Notariado (en adelante: “DGRN”) a presentar una nueva propuesta, la cual deberá ser aprobada por los propios registradores (a través de su colegio profesional). Otro tanto puede decirse respecto del Registro Electrónico del Ministerio de Justicia, el cual será diseñado, desarrollado y gestionado íntegramente por el propio Colegio, en colaboración con la DGRN.

Pendientes de los últimos “flecos” de la negociación, Rajoy y Ruiz-Gallardón han completado su regalo a los registradores, pues gracias a este servicio (antes gestionado por la Judicatura) se les compensará de algún modo el lucro cesante que están sufriendo por mor de la actual situación económica, especialmente grave para el colectivo tras las medidas tomadas por el anterior gobierno (división de registros, reducción de aranceles, etcétera). Veremos si esta dádiva tiene efectos negativos para los ciudadanos o no.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather