¿SABÍAS QUÉ?: VIAJES

dchos aviónSon muchos los que tienen la suerte de estar disfrutando ya de unas merecidas vacaciones estivales; a otros aún nos queda un poco para poder descansar, disfrutar de la compañía de familiares y/o amigos e incluso, en muchos casos, para viajar. Los medios de transporte más comunes para desplazarnos hasta nuestro lugar de vacaciones son el vehículo particular, el avión o el tren, y cada uno de ellos presenta cuestiones legales concretas que conviene saber antes de salir:

YO VIAJO EN COCHE

¿Sirve mi carné de conducir en el extranjero?: Dentro de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein y Noruega (EEE) el permiso de conducir obtenido en España es perfectamente válido, pero si salimos fuera de la UE será necesario solicitar un Permiso Internacional que nos autorice a conducir temporalmente por cualquiera de los países firmantes del Convenio Internacional de Ginebra -EEUU o Marruecos entre ellos-. Dicho permiso se solicita en la Jefatura Provincial de Tráfico y se obtiene en el acto.

¿Qué ocurre si tengo un accidente?: Si sufrimos un accidente de tráfico en el extranjero -o en España si lo causa un vehículo de matrícula extranjera-, tendremos que reclamar la indemnización a través de OFESAUTO (Oficina en España de Carta verde), debiendo tener especial celo en la descripción del siniestro, pues según las circunstancias del mismo la reclamación de una indemnización puede tener que efectuarse ante los tribunales de nuestro país o ante los de otros países. Si el accidente tuviese lugar en España con un vehículo nacional, las recomendaciones básicas: tranquilidad, atención a los heridos, redacción cuidadosa del Parte de accidente y dar traslado a las Compañías aseguradoras o al Consorcio de Compensación de Seguros (si el otro vehículo no está asegurado).

YO VIAJO EN AVIÓN

Reclamación por retrasos o cancelacionesSi se deniega el embarque (overbooking) tendremos derecho a que se nos reintegre el precio del billete y a una indemnización de entre 125 y 600 euros (según la distancia del vuelo y los retrasos padecidos); otro tanto ocurre en caso de cancelación sin un preaviso de 14 días -pudiendo optar en este caso por un cambio de vuelo-.

Cuando tienen lugar grandes retrasos en los vuelos, corresponde a la Aerolínea procurarnos alojamiento y comida. Vendrá obligada a ello si nuestro viaje se retrasa 2 o más horas (en vuelos de 1.500 Km o menos); 3 o más horas (en vuelos dentro de la UE o entre 1.500 y 3.500 Km de distancia); y 4 o más horas (en vuelos de 3.500 Km fuera de la UE). Si el retraso supera las 5 horas podremos optar por tomar un avión de vuelta a nuestra ciudad de origen y el reembolso de nuestro billete.

Si llegamos a nuestro destino con 3 o más horas de retraso podremos exigir una indemnización igual a la que nos hubiese correspondido en caso de cancelación del vuelo. De igual modo podremos exigir una indemnización por los daños padecidos como consecuencia del retraso.

Pérdida de equipaje: Por pérdida o daños en nuestro equipaje podremos reclamar a la Aerolínea una indemnización de hasta 1.220 euros. Para ello dispondremos de un plazo de 7 días desde su recepción (en caso de daños) y de hasta 21 días en caso de entrega retrasada del mismo. La reclamación habrá de plantearse en primer lugar ante la propia compañía.

YO VIAJO EN TREN

RENFE prevé las siguientes indemnizaciones por retrasos superiores a los 60 minutos:

a) Si el retraso es por causa imputable a RENFE, se compensará al viajero con un 50% del precio de su billete.

b) Si es por una causa no imputable a RENFE (Condiciones climatológicas extremas; Incendios, fugas o depósito de materias peligrosas en los aledaños de las vías; obstáculos en la vía que impliquen una parada del tren; intervención de las autoridades; avisos de bomba o fallo de alimentación eléctrica no imputable a RENFE) se indemnizará al viajero con el 25% del previo de su billete para retrasos de entre 60 y 120 minutos y con el 50% para retrasos superiores a 120 minutos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather